11 claves para tener en cuenta a la hora de comprar una computadora

1.¿Portátil o computadora de escritorio?
Sin dudas, ésta es la primera pregunta que hay que hacerse. Si se va a usar la computadora de forma fija y se dispone de espacio, entonces lo mejor es optar por una de escritorio. Es que de ese modo se puede conseguir un buen equipo a mejor precio. Las laptop son siempre más caras, así que si no se quiere desembolsar dinero de más, una desktop es la respuesta. Por otra parte, al ser más grande, cuentan con ventiladores más potentes que permitirán mantener el equipo fresco y, por lo tanto, obtener un buen nivel de rendimiento.

Claro que si uno va a usar el dispositivo de manera itinerante, entonces no hay mucho que hacer más que recurrir a una laptop. Eso sí, es fundamental elegir una que permita ajustar el brillo de la pantalla para evitar dañar la vista.

2. Algunos aspectos de las portátiles
Las dos en uno: algunas permiten extraer la pantalla para usarla como si fuera una tablet, otras giran 360 grados pero no se pueden remover. Son cómodas y multiuso, aunque por lo general la capacidad y rendimiento es similar al de muchas laptops, pero son más caras.
Ultrabooks: se caracterizan por ser bastante delgadas y cómodas para llevar de un sitio a otro. Tiene pantalla táctil y discos SSD o híbridos.
Chromebooks: son económicas y por eso van ganando en popularidad. Tiene un encendido veloz (demora 8 segundos en prender) y funciona con el sistema operativo ChromeOS, que se actualiza constantemente. La contra es que no tiene unidad de almacenamiento y todo se guarda en la nube, con lo cual hay que estar conectados a la red permanentemente. Además no todas las aplicaciones son compatibles.

3. El procesador
Esto es el corazón o el cerebro de la computadora. Es, básicamente, la central de operaciones. Si se busca tener una computadora que corra rápido, que no se cuelgue y realice tareas de forma efectiva y en poco tiempo, entonces hay que mirar las características de este componente con mucha atención.

Uno de los factores a tener en cuenta es la cantidad de núcleos. Cada uno es capaz de procesar datos de forma independiente, así que se supone que cuantos más haya, mejor. También hay que considerar que cada uno de esos núcleos podrá procesar una o dos líneas de ejecución (hilos) en simultáneo.

 

Si puede ejecutar dos hilos, se entiende que duplica, de forma virtual, la capacidad de trabajo. Así, un procesador con dos núcleos que cuenta, a su vez, con dos hilos por núcleo tiene mejor rendimiento que dos núcleos que solo ejecutan un hilo cada uno. Este tipo de tecnología se llama hyperthreading y es una característica fundamental del procesador.

Sin embargo, la cantidad no se puede analizar de forma aislada. Es vital, también, considerar la frecuencia o velocidad de trabajo. A mayor número, mejor rendimiento. Este factor se expresa en GHz. Así, entre, por ejemplo, un i3 de 3 GHz y otro del mismo tipo pero de 2,8 GHz, el primero va a ser más veloz.

Hay algunos procesadores que tienen la opción “turbo”. Esto quiere decir que el chip aumenta la velocidad cuando hay una carga elevada de trabajo. Pero solo es para esos casos determinados y no la mayor parte del tiempo.

Aquí, un sitio que permite comparar diferentes características del procesador: CPUBenchmark.

4. Memoria caché
Es un lugar donde se almacena memoria que se va a usar después para procesar datos. Es como si fuera una suerte de sala de espera. En este caso, también, cuanto mayor sea el número mejor porque así se podrá optimizar el funcionamiento del chip.

5. El detalle del overclocking
Overclocking significa “sobre reloj” y se refiere al proceso de aumentar la velocidad a la que corre el CPU y en la placa gráfica (GPU) en estado normal.

En caso de que se tenga pensado hacer esto, hay que optar por un procesador que permita realizar esta función. En el caso de Intel, por ejemplo, esta alternativa está bloqueada en la mayoría de los modelos salvo en los que tienen la letra K en el nombre.

6. Placa gráfica (GPU)
Hay que hacer una distinción entre los que están integrados y los que son independientes. Los primeros pueden usarse sin inconvenientes para realizar la mayoría de las tareas, pero en el caso de que se vaya a usar la computadora para edición multimedia o jugar videojuegos, es mejor optar por una GPU que tenga un chip independiente.

Como mínimo se sugiere una memoria gráfica o VRAM de 1 a 2 GB.

En cuanto a las marcas, entre las más destacadas está la NVIDIA. Para un uso intermedio se puede optar por una GPU GTX 950M o 960M. Y si se quiere dar un salto cualitativo, entonces hay que pensar en la GTX 970M o GTX980M.

Las AMD son buenas pero tienen un rendimiento inferior a las NVIDIA. Hay diferentes gamas y series. Cuanto mayor es el número, mayor es la potencia.

AMD también dispone de GPU portátiles con un buen rendimiento, aunque se quedan un poco por debajo de las de NVIDIA. Dispone de las gamas R5, R7 y R9, de menor a mayor rendimiento. Dentro de cada gama están las series 200 y 300, cada una con varias GPUs. A mayor numeración, más potencia.

7. Memoria RAM
Hay que pensar, como mínimo, en un dispositivo que tenga 4 GB. Si se puede invertir un poco, vale la pena saltar a 8. Si se va a usar para jugar, entonces sí, no debería bajar de 16 GB.

Se debe tener en cuenta que cuanto más memoria tenga, mayor será el consumo y, por lo tanto, el calor que generará el dispositivo. Por eso, es fundamental que la carcasa sea más grande (17 pulgadas) y que tenga una ventilación adecuada para disipar el excedente de temperatura.

8. Pantalla
Tamaño: por un lado está el tema de la comodidad. Si se quiere llevar el equipo de un lado a otro, lo ideal es que tenga 14 pulgadas como mucho. Aunque si se va a usar mucho para edición de fotos y videos, por ejemplo, entonces lo mejor es un monitor que tenga entre 15 y 17 pulgadas.
Resolución: con una full HD ya se tiene una resolución bastante buena, pero quienes quieran lo mejor pueden pensar en pantallas UHD o 4K que tiene una resolución de 3180 x 2160 píxeles.
Táctiles: muchas portátiles ofrecen esta opción. Las que son dos en uno, por ejemplo, al permitir desensamblar el equipo se puede separar la pantalla del teclado para usarla como una tablet. Así que en estos casos siempre la pantalla es táctil.
Hay otras cuestiones que se pueden elegir como diseño curvo, que sea ultradelgada o que cuente con funciones para disminuir el brillo del monitor con el fin de proteger la vista.

9. Disco duro
La velocidad es fundamental. Esto se mide en revoluciones por minuto (rpm). Y como en los casos anteriores, cuanto mayor sea el número, mejor. Es decir que si un disco va a 5.400 rpm y otro a 7.200 rpm, el segundo es más rápido.

Los discos sólidos o SSD son una muy buena opción porque corren más rápido y consumen menos. Eso sí: incrementará el valor de la terminal.

10. Periféricos
Puerto USB 2.0 y 3.0: todos los equipos cuentan con puertos USB. Hay que ver cuántos se quiere que tengan y eso dependerá de los extras que se quieran conectar al equipo. La diferencia entre el USB 2.0 y el 3.0 es la velocidad en la transferencia de datos.
HDMI: si se quiere conectar el equipo a la TV, esto será fundamental.
Slot de SD: puede ser útil para bajar directamente las fotos de la cámara de fotos y video a la computadora. Las tarjetas de SD también puede servir para aumentar memoria al equipo y así acelerar el sistema.

11. El sistema operativo
Se puede optar por Linux, Windows o Mac (sólo disponible para computadoras Mac). Cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Lo más aconsejable es utilizar el sistema operativo con cual uno ya se siente cómodo. Suele ser difícil acostumbrarse a una interfaz y funciones completamente distintas.

 

Fuente: https://www.infobae.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: